Las pólizas de vida.

Normalmente, no te paras a pensar que consecuencias ocasionarían tu falta en tu entorno más cercano, un accidente, una grave enfermedad, que provoque tu fallecimiento, o malas consecuencias en tu estado físico o psíquico. El seguro te beneficiaría a ti o tus familiares, proporcionando una garantía económica, pero para eso tienes que contratar un seguro de vida.

En España este tipo de seguro no es tan contratado, una media del 40%se asegura, y el 60% no. El precio depende de muchos factores, como la edad, el estado físico, la profesión, si fumas, si has sido operado, etc. La aseguradora elije a quien hacerle un seguro, sino es rentable no lo realizan, ya que te hacen un formulario donde explicas tu situación. Casi el 20% de las pólizas registradas son de personas vinculadas a una hipoteca.

Deja un comentario